Categoría: Letras Libres

Después

¿Qué historia es relevante en este año 2020? Quizá ninguna.

Es decir, durante mucho tiempo hemos vivido sin vivir y ahora que estamos confinados en nuestras casas seguimos viviendo sin vivir con la gran diferencia de que ahora somos conscientes de ello.

Tengo una historia que contar, pero este no es el momento para hacerlo. Tampoco el medio adecuado.

No estoy seguro de cuál debe ser el medio que debería utilizar, video, un podcast o un blog como este.

Siempre se dijo que la tecnología nos acercaría a las personas que queremos ver, y es cierto la mayoría de veces, pero ¿qué significa estar cerca de otro?, ¿una video llamada sustituye una conversación en un café?, ¿un like es mejor que un saludo de mano o de beso?

Un día recibí un correo y los tres mil años de ausencia desaparecieron de golpe. Nuestro encierro es solo un estado mental. Una prisión permanente.

En mi historia sucede de todo, una guerra, transitar por un bosque siniestro, un canción, Someone Like You, un escape a otra ciudad. Huir hacia donde poder comenzar otra vez. Una pandemia. Un ataque de pánico. Finalmente o, inicialmente, un repentino correo electrónico.

Con todo las cosas dan un giro inesperado. Las heridas se abren como flores en una mañana de primavera. También aparecen los buenos recuerdos, aquellos por los que provoca inventar una máquina del tiempo y regresar a ese instante una y otra vez.

La ciencia y la tecnología hacen su mejor esfuerzo para que estemas cerca de las personas que queremos. También del trabajo y de nuestros jefes.

La historia no la contaré en este momento pues no es un medio adecuado, por lo menos no ahora

Entonces regreso al inicio de este texto, ¿cuál historia es relevante en este año 2020? Me interesa escucharte, ¿cuál es tu historia?

La cena

He parado el tiempo. Cogí el reloj de pared y le quité la pila. Ahora no anda. Se ha quedado plantado a las 6:20 p.m. Estoy en casa de mis padres.

En mi casa el reloj señala indefinidamente que faltan apenas unos segundos para la seis.

Por el momento no quiero pensar en el tiempo. Me siento roto. Pero la doctora ha dicho que mi problema tiene que ver con un esquema de pensamientos que debo superar y cambiar para bien.

Así que el gran reto es ese, superar mis pensamientos. Redirigirlos hacia un lugar sano, sensato, duradero y optimista. No puedo negar que siento terror. Desde hace unos días, todo es terror. Por momentos se me derrumba el piso y en otros momentos aparecen ganas de llorar, pero no puedo permitirme eso.

No tengo las herramientas para hacerles frente pero ya lo dijeron personas inteligentes, hay que aprender.

La idea no es “Ser fuerte”, sino ser sabio y astuto. Desmembrar el problema en pequeños pedazos más fáciles de resolver. Para ello primero debo conocer el problema, aprender de él y luego reconocer sus partes, separarlo y enfrentarlo.

Luchar los pensamientos negativos con nuevos pensamientos.
Hoy conversé con mi jefe y me ha pedido que se deje sin efecto mi renuncia. Le dije que no. No quiero regresar.

Siempre enlatado en la rutina que no ha cambiado ni mejorado. Y a su vez, se me presenta una oportunidad nueva para explorar. Es lo que quiero, aunque siento temor y un poco de nervios, pero es diferente pues no se siente como una carga, sino como una posibilidad, como la página en blanco para ser llenada con algo, una pintura, un dibujo, una historia.

¡Es lo que quiero!

Pero es hora de cenar. Nos vemos mañana.

Caminantes

Veo demasiadas personas caminando, ¿a dónde se van?, ¿qué piensan?, ¿qué esperan de la vida?, ¿por qué su prisa, su paciencia, su desaliento o su felicidad?

Imagino que son una banda de aves dispersas en el firmamento. Todos sus movimientos siguen patrones y conductas que los expertos estudian con esmero y dedicación.

Hacia el fondo se erige un edificio, ¿de dónde apareció?, hace unos segundos no había más que un desierto y la consiguiente idea del fin del mundo. En seguida las personas se adentran en la edificación. La calle queda vacía y la polvorienta carretera se va destiñendo.

Quizá es otro sueño que deberé anotar para los doctores.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén

Política de privacidad

Términos y Condiciones