Categoría: Letras Libres

Plantas

Al gato Dark le mordió un perro. No sé en qué momento ocurrió.

Le vi el costado y tenía dos heridas, las marcas de los colmillos. Le llevé al veterinario. Le curó la herida. El gato Dark estuvo dos semanas sin poder salir de casa, aprisionado con el collar isabelino.

Me contagió su dolor y aburrimiento.

La primera noche durmió en mi cama, adolorido. Tuve que torcer mi cuerpo para dejarle espacio libre y esté cómodo.

El gato Dark ya está bien. Las heridas cicatrizaron y ahora sale todas las noches. Se escapa al tejado. Le gusta olfatear todo lo que encuentra en su camino.

El gato Dark es un animalito de casa. No come carne o pollo, solo su croquetas que comparte con la Pelusa, mi otra gata.

A Pelusa la rescaté. La encontré en mitad del parque maullando desesperada. La lleva a casa, tenía una garrita lastimada y mucha hambre.

Le serví agua y un poco de comida. Bebió, comió y se quedó dormida. Ya está grande y muy juguetona. le gusta morder al gato Dark. Ver jugar a dos gatos es entretenido. Supera a Netflix.

En el techo de la casa armé una caja para sembrar pasto y otras plantas para que los gatos muerdan y jueguen.

Agobio

Tomado de rebloggy

Estoy en la fila esperando mi turno para comprar el pan.

Solo faltan 3 personas para hacer mi pedido, diez panes. Pediré ocho francés y dos de de yema. Quiero llegar rápido e irme a casa. Tengo hambre. El desayuno será de qüaquer con manzana, un poco de canela y clavo de olor.

Cuando desayuno mi gato Dark se sube a mis rodillas y duerme. Necesito acercarme al mostrador y pedir, diez panes, ocho francés y dos de de yema, por favor.

El tipo delante de mi se ve contento, parece cantar. Mueve la cabeza siguiendo el ritmo de la música en su audífonos. La cola no avanza.

De pronto aparece la sensación de agobio. No lo quiero, no otra vez.

—Amigo, tienes hora —pregunto al joven de va delante de mi. No me responde, así que insisto—. Amigo…

—Ahí dice, en el papel que te dieron.

No me importa su diálogo, lo utilizo para liberarme del agobio.

—El que sigue — dice la chica que atiende.

Por fin puedo moverme. Mis palabras salen torpes. Se que hablo pero no escucho mi voz. Salgo a la calle con prisa. Hace meses tuve un ataque de pánico y no quiero repetir la experiencia.

El proceso de recuperarse es largo.

Gracias por escuchar.

Saludar

Tomado de pexels

Saludar es la muestra más básica de cortesía entre dos personas. Ocurre cuando se nos presenta a alguien, ingresamos a un lugar, o nos encontramos con un familiar, un amigo o un simple conocido.

Rituales

Aquí en Perú el saludar es un ritual que se aplica a la persona dependiendo de que tan cercano está en tu círculo.

Si tienes un amigo cercano desde la distancia le gritas ‘habla, suNombre’ alzando una mano. No te acercas persiguiendo una conversación, solo le estás saludando.

También hay otras maneras. Si la persona en cuestión es un amigo no tan cercano, puedes darle la mano y decirle ‘qué hay doctor’. Tampoco es necesario quedarte a hacerle conversación.

Ahora, si te presentan a alguien, también le das la mano y te presentas diciendo tu propio nombre, ‘hola, soy Fulano’. Nada más, sigues con tu vida.

Otras veces, cuando entras a un lugar, para quedar bien solo dices ‘hola gente’ o ‘Buenas tardes/días/noches’ como si fuera un trámite, pero siempre sonriendo, animado. La idea es que no seas un burócrata.

Género

A las mujeres generalmente le das un beso en la mejilla mientras le dices ‘hola’.

Últimamente veo que también se saluda dando la mano. Es un cambio positivo porque a muchas chicas no les gusta que se les acerquen demasiado. Y menos todavía sus tus manos están sudadas.

Entre mujeres, el saludo si es con beso y hasta con abrazo, ‘hola amiga’, dicen. Algunas se saludan de mano.

Nuevos modelos

Estamos en 2020. Las cosas están cambiando en todas partes.

Confieso que he participado en pocas reuniones virtuales. En las que he asistido el saludo ha sido cordial, directo, ‘hola’, decimos y de frente al punto que nos atañe.

Saludar es un arte, pero recuerden que esta no es una guía.

Luna lunera

Bastet #acuarela #dibujo #ilustracion #drawing #cat #gato #bastet #egipto  #diosa | Egipto dibujo, Tatuaje gato egipcio, Gatos egipcios
Tomado de Pao AleCruz.

Las noches son silenciosas. Pero miento.

Las noches las habitan criaturas nocturnas. Aparecen sigilosas y ágiles, emergiendo de debajo de las bancas, descolgándose de las paredes y los techos.

Suben desde los sótanos, de sus oscuros refugios. Otros, aparecen, caen en sus patas delanteras y se aproximan cautelosos.

Algunas más despiertan a sus dueños. Levantan las cabezas y las orejas escuchando el silencio. Emprenden una carrera a la libertad que les llama.

El parque, amplio y fresco, se convierte en su fortaleza y su guarida. En su reino peligroso y hostil.

Corren y se persiguen. Juegan. Se muerden.

Un ruido les pone en alerta.

El Can comete la imprudencia de acercarse demasiado. Gruñe desafiante.

En un segundo está rodeado. La cola recogida y el cuerpecillo doblado. Aúlla pidiendo clemencia, piedad. Su lamentoso quejido me despierta.

Abrigo mi cansado cuerpo con una manta. Busco mis anteojos. Calzo un par de sandalias y asomo la cabeza por sobre el muro que me distancia del parque.

El Can es liberado por el ejército de las criaturas nocturnas. Corre si voltear atrás.

Los sinuosos crápulas continúan ejerciendo su poder protegidos por la pálida luz de luna.

Después

¿Qué historia es relevante en este año 2020? Quizá ninguna.

Es decir, durante mucho tiempo hemos vivido sin vivir y ahora que estamos confinados en nuestras casas seguimos viviendo sin vivir con la gran diferencia de que ahora somos conscientes de ello.

Tengo una historia que contar, pero este no es el momento para hacerlo. Tampoco el medio adecuado.

No estoy seguro de cuál debe ser el medio que debería utilizar, video, un podcast o un blog como este.

Siempre se dijo que la tecnología nos acercaría a las personas que queremos ver, y es cierto la mayoría de veces, pero ¿qué significa estar cerca de otro?, ¿una video llamada sustituye una conversación en un café?, ¿un like es mejor que un saludo de mano o de beso?

Un día recibí un correo y los tres mil años de ausencia desaparecieron de golpe. Nuestro encierro es solo un estado mental. Una prisión permanente.

En mi historia sucede de todo, una guerra, transitar por un bosque siniestro, un canción, Someone Like You, un escape a otra ciudad. Huir hacia donde poder comenzar otra vez. Una pandemia. Un ataque de pánico. Finalmente o, inicialmente, un repentino correo electrónico.

Con todo las cosas dan un giro inesperado. Las heridas se abren como flores en una mañana de primavera. También aparecen los buenos recuerdos, aquellos por los que provoca inventar una máquina del tiempo y regresar a ese instante una y otra vez.

La ciencia y la tecnología hacen su mejor esfuerzo para que estemas cerca de las personas que queremos. También del trabajo y de nuestros jefes.

La historia no la contaré en este momento pues no es un medio adecuado, por lo menos no ahora

Entonces regreso al inicio de este texto, ¿cuál historia es relevante en este año 2020? Me interesa escucharte, ¿cuál es tu historia?

La cena

He parado el tiempo. Cogí el reloj de pared y le quité la pila. Ahora no anda. Se ha quedado plantado a las 6:20 p.m. Estoy en casa de mis padres.

En mi casa el reloj señala indefinidamente que faltan apenas unos segundos para la seis.

Por el momento no quiero pensar en el tiempo. Me siento roto. Pero la doctora ha dicho que mi problema tiene que ver con un esquema de pensamientos que debo superar y cambiar para bien.

Así que el gran reto es ese, superar mis pensamientos. Redirigirlos hacia un lugar sano, sensato, duradero y optimista. No puedo negar que siento terror. Desde hace unos días, todo es terror. Por momentos se me derrumba el piso y en otros momentos aparecen ganas de llorar, pero no puedo permitirme eso.

No tengo las herramientas para hacerles frente pero ya lo dijeron personas inteligentes, hay que aprender.

La idea no es “Ser fuerte”, sino ser sabio y astuto. Desmembrar el problema en pequeños pedazos más fáciles de resolver. Para ello primero debo conocer el problema, aprender de él y luego reconocer sus partes, separarlo y enfrentarlo.

Luchar los pensamientos negativos con nuevos pensamientos.
Hoy conversé con mi jefe y me ha pedido que se deje sin efecto mi renuncia. Le dije que no. No quiero regresar.

Siempre enlatado en la rutina que no ha cambiado ni mejorado. Y a su vez, se me presenta una oportunidad nueva para explorar. Es lo que quiero, aunque siento temor y un poco de nervios, pero es diferente pues no se siente como una carga, sino como una posibilidad, como la página en blanco para ser llenada con algo, una pintura, un dibujo, una historia.

¡Es lo que quiero!

Pero es hora de cenar. Nos vemos mañana.

Caminantes

Veo demasiadas personas caminando, ¿a dónde se van?, ¿qué piensan?, ¿qué esperan de la vida?, ¿por qué su prisa, su paciencia, su desaliento o su felicidad?

Imagino que son una banda de aves dispersas en el firmamento. Todos sus movimientos siguen patrones y conductas que los expertos estudian con esmero y dedicación.

Hacia el fondo se erige un edificio, ¿de dónde apareció?, hace unos segundos no había más que un desierto y la consiguiente idea del fin del mundo. En seguida las personas se adentran en la edificación. La calle queda vacía y la polvorienta carretera se va destiñendo.

Quizá es otro sueño que deberé anotar para los doctores.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén